“La alfalfa es un cultivo rentable y recomendable”

“La alfalfa es un cultivo rentable y recomendable”

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Actualidad / Alfalfa

Hablamos con Jesús Ángel Hidalgo Hidalgo, agricultor de Valladolid. A sus 53 años dirige junto a sus hermanos la Sociedad Cooperativa Agrícola Cuartelillo, en la que cultiva cereal, colza, maíz, girasol y alfalfa principalmente. Jesús forma parte de una larga tradición familiar dedicada a la agricultura. Actualmente trabaja “a caballo” entre dos zonas de producción: Valladolid y Toro.

Es en Toro precisamente donde se ubican las 30 hectáreas que Jesús tiene destinadas al cultivo de la alfalfa, con el que ya suma 10 años de experiencia, tras los que afirma con rotundidad sentirse “muy satisfecho con las ventajas que se obtienen de este forraje”.

Hidalgo destaca como principal incentivo la implantación de un mismo cultivo, en este caso la alfalfa, en una misma parcela durante 5 años seguidos permitiendo una buena planificación a medio plazo que, sumada al gran aporte en nitrógeno que la alfalfa deja en la parcela, abre un amplio abanico de posibilidades para la rotación de cultivos”, relata Hidalgo.

La rentabilidad de la alfalfa se obtiene tras 5 cortas al año en las que “gracias a la contratación con la empresa Forrajes y Proteínas no tengo que preocuparme de segar, ni de hilerar, ni de recoger la alfalfa, porque se ocupan ellos de todo”, comenta.

Al igual que otros cultivos exigentes en agua, el cumplir con las exigencias hídricas del cultivo de alfalfa determina la producción, pero a diferencia de todos los cultivos, en caso de escasa dotación de riego te permite seguir con el cultivo implantado en años sucesivos. Jesús también comenta que “hay que tener cuidado con alguna plaga específica, aunque de esto también se ocupa Forrajes y Proteínas, que cada año me avisan cuando aparece y me hacen varias recomendaciones para que pueda escoger el tratamiento más eficaz”.

El asesoramiento de Forrajes y Proteínas es una ventaja extra a la hora de plantearse el cultivo de la alfalfa, ya que va incluido al hacer un contrato sin coste adicional, defiende Jesús. “Yo contrato toda la producción con ellos a un precio fijo y en 10 años de relación siempre han cumplido y han estado pendientes de mis parcelas en todo momento”, afirma Hidalgo.

Sobre sus planes de futuro, Jesús no duda en que seguirá con la alfalfa, al menos mientras haya agua suficiente para poder regar y mientras el precio siga compensando la subida de los costes de producción. De igual modo, asegura que seguirá trabajando con Forrajes y Proteínas “por la seriedad y profesionalidad con la que se han comportado estos 10 años en los que se han ganado mi total confianza”.